Установка CMS Joomla
IMG 20200217 WA0033
 
El pasado 14 de febrero tuvo lugar el acto de toma de posesión de los nuevos Administradores Civiles del Estado de la promoción 52. 
 
El acto estuvo presidido por la Ministra de Política Territorial y Función Pública, Carolina Darias, acompañada del Secretario de Estado de Función Pública, Francisco Hernández Spínola; laRectora de la UIMP, María Luz Morán Calvo-Sotelo; el Secretario General de Función Pública, Javier Rueda; la Directora General de Función Pública, Isabel Borrel; y el Director General del INAP, Mariano Fernández Enguita
 
Ana Cabrera y Sergio Tresguerres, en representación de la promoción, dirigieron las palabras siguientes
 

DISCURSO PROMOCIÓN LII CSACE

PARTE 1. (Ana Cabrera)

Sra. Ministra de PTFP, Sr. Secretario de Estado de PTFP, Sr. Secretario General de FP, Rectora de la UIMP, Sra. Directora General de FP, Sr. Director del INAP.

Buenos días a todos, autoridades, familiares y miembros del INAP.

Celebramos hoy un día muy especial. Las 42 personas que formamos parte de esta promoción LII del CSACE tenemos el honor de estar acompañados por nuestros familiares, amigos, preparadores, profesores y miembros del INAP, tribunal y altas autoridades.

Hoy no sólo celebramos nuestro inicio como funcionarios de carrera, sino también el inicio de un larga y próspera trayectoria que contribuya al cuidado y modernización de la administración, a la entrega por el ciudadano y al compromiso con los valores del servicio público.

Permítanme que me dirija primero a mis 41 compañeros de forma más distendida, para intentar destacar pequeños y grandes momentos que nos han unido, para intentar describirles por qué esta promoción LII es tan especial.

Para empezar, ya su denominación es singular: “la Charca”. Probablemente una de las promociones más variopintas y artísticas: músicos, cantantes, bailarines, dibujantes, aventureros y en el mejor de los casos librepensadores. Tenemos representantes de todas las generaciones, de la Generación X, a los Millennials y Generación Z… Sí Jorge, 2002 se considera también Generación Z. Siempre serás el “joven Sheldon” de nuestra promoción.

¡Ah la Charca! Una promoción ante todo singular, genuina, única. Ya lo deja intuir su propia definición: “depósito algo considerable de agua, detenida en el terreno, natural o artificialmente”. ¡Apasionante descripción!

Está claro, somos un depósito de buenos especímenes para la Administración. Aportaremos espíritu crítico, franqueza, diálogo, trabajo en equipo, innovación y solidaridad. Somos el cierre de un viejo temario, pero el principio de una nueva administración.

Somos agua detenida en el terreno del compromiso, pero no por ello yerma. ¡Nada más lejos de la realidad!

Somos una promoción llena de vida, deseosa de demostrar lo que vale, aunque la espera haya sido larga, muy larga. Por eso, queremos añadir una virtud más, que, si bien quizás no formaba parte de nuestro ADN natural, sí la hemos trabajado a conciencia: la resiliencia.

Ha pasado ya un tiempo desde el 2018. De opositores hemos pasado a “funcionarios becarios”, y ahora ya sí por fin ha llegado el momento de ser funcionarios de verdad.

Si hasta nos ha dado tiempo a nombrar a una delegada vitalicia. Por favor, Carmen González, levántese y salude. ¡La mejor decisión de la Charca! ¡Gracias a ella vamos a tener hasta nuestro propio Trombinoscopio! ¿Trombinos qué? Tranquilos os lo explicaremos luego en el vino.

La Charca está llena de vida, tenemos grupos para todos los gustos: de fútbol, pádel, baloncesto, jamsessions, culturetas, club de lectura, salidas al campo, bodas, nacimientos… Y no lo vamos a negar, mucha fiesta y buena camaradería entre todos nosotros. Con la Charca nadie se aburre, eso está garantizado.

Pero no queremos que os llevéis falsas impresiones. En La Charca sabemos ponernos serios cuando toca, ¿verdad? Podríamos decir que ante las adversidades hacemos piña y somos inquebrantables.

Hemos tenido un curso un tanto accidentado, ¿a que sí Irene? Debemos pensar en un Estatuto para los funcionarios en prácticas. Gracias Alicia por haber dedicado tu TFM a la causa.

Le cedo ahora la palabra a mi compañero Sergio, pero no podía finalizar sin dar las gracias a los que de verdad han hecho posible que hoy estemos aquí: queridas madres, padres, parejas, hijos… Queridos familiares, amigos y preparadores, queridos sufridores de opositores histéricos al borde de un ataque de nervios. Sin vuestro apoyo, sin vuestro cariño, no podríamos celebrar este día. ¡Gracias!

Tampoco nos olvidamos de todo el personal del INAP: Antonio en la cafetería, todos los profesores y coordinadores, y en especial Itziar, que nos has adoptado a mitad de curso y que gracias a ti hemos podido contar siempre con tu ayuda y comprensión. Igualmente, gracias a todos los miembros del Tribunal por haber creído en nosotros y habernos dado la oportunidad de estar hoy aquí. ¡Gracias a todos!

Sergio ahora ya sí que sí, te cedo la palabra…

PARTE 2. (Sergio Tresguerres)

Me gustaría, en primer lugar, tener una especial y sincera mención a las 41 personas que hoy me acompañan aquí en este acto y a los que tengo la suerte de llamar compañeros. Y me gustaría referirme a ellos porque los considero un ejemplo de generosidad y honestidad. De generosidad porque el primer día, sin conocerme, acordaron respetar un pacto cuya existencia todos conocemos, pero de la que no vamos a hablar, y gracias al cual me han permitido disfrutar de una posición de privilegio a la hora de elegir el comienzo de mi carrera en la Administración, y de honestidad porque, incluso después de haberme conocido, con todo lo que ello conlleva, han respetado su palabra.

La segunda, por supuesto, es para recordar a todos los que nos trajeron hasta aquí de la mano, puedan compartir o no este día con nosotros. Porque cuando todos y cada uno de nosotros decidimos, hace tiempo, luchar por estar algún día hoy aquí, lo hicimos realizando una apuesta muy arriesgada. Invertimos recursos y años, arrastrando en ello a nuestras familias y amigos, porque un opositor siempre estudia solo, pero al final oposita junto a todo su entorno.

Aun así, las posibilidades de dedicarse a ese esfuerzo, de tener la oportunidad de intentarlo y asumir voluntariamente esos sacrificios no está al alcance de todos. No todos aquellos que tienen la voluntad de entregar su vida al servicio público tienen los recursos y las soluciones que hemos tenido nosotros, y por eso me gustaría acordarme también de aquellos que pudiendo tener la capacidad, vocación y ambición para acceder a la función pública, no tienen la fortuna de contar con el respaldo que hemos tenido otros para hacerlo.

La espera desde aquel 24 de enero de 2019 ha sido larga, pero, aun así, nuestra vocación es tal que incluso la incertidumbre, al calor de la Administración, la hemos recibido siendo conscientes de nuestra fortuna, y de que este tiempo extra no era sino una oportunidad más para saber qué tipo de funcionarios queremos ser y qué tipo de Administración queremos construir para el futuro.

Como funcionarios, accedemos a la función pública conscientes de que todavía no sabemos nada. Por eso debemos obrar con humildad y respeto, porque que a partir de hoy dependeremos por completo de nuestros compañeros, nuestros veteranos responsables de la transmisión de su conocimiento. Ellos nos acogerán dispuestos a ofrecernos su sabiduría y su experiencia, pero como en todo contrato, la bilateralidad debe verse recompensada por nuestra parte. Nosotros juramos hoy lealtad a la Constitución, pero también nuestra total disposición a seguir construyendo o definiendo los valores que nuestros compañeros, muchos de ellos aquí presentes, llevan moldeando durante décadas.

Respecto a qué tipo de Administración ansiamos. Hoy, somos más conscientes que nunca de que tenemos en nuestras manos la capacidad de contribuir a una sociedad mejor, pero debemos hacerlo, de nuevo, con humildad. Sabiendo qué requiere el ciudadano de nosotros, entendiendo cuáles son sus necesidades y sus preferencias, porque hemos de ser conscientes de que todo lo que hagamos sea con la certeza de que es lo que el ciudadano demanda de nosotros. Por ello, deseamos seguir ayudando para normalizar valores y prácticas donde nuestra Administración es pionera para normalizarlos en toda la ciudadanía; la conciliación, el teletrabajo, la estabilidad, la integración de personas con discapacidad.. En definitiva deseamos exportar el sentimiento de pertenencia a una casa. Queremos que se entienda que la Administración es una solución y no una traba.  Que el hecho de que nosotros trabajemos para ella no significa que este proyecto sea solo nuestro, sino que, al contrario, es para ellos, porque es a quienes entregaremos nuestro servicio. Prometemos seguir trabajando para que la Administración no sea una construcción ajena y alejada de ellos, sino que más bien la sientan como su sombra. Que cada día entiendan que en la Administración tienen su casa. Para ello, juramos hoy la lealtad para continuar con el trabajo que se inició 40 años atrás.

Después del día de hoy, cada uno tomará su propio camino. Nuestros destinos, nuestras carreras y nuestras preferencias seguirán 42 características y matices distintos, pero allá donde estemos os pedimos, tanto Ana como yo, que ejerzáis con nuestra personalidad común como grupo, que seáis honestos, generosos, humildes, solidarios, empáticos y leales. Porque una vez nos dispersemos en la Administración seremos tan inabarcables como el Danubio, pero nunca olvidéis que un día, tiempo atrás, todos nacimos de esta casa y en esta sala. Y ojalá que algún día, dentro de muchos años, todos podamos mirar atrás y afirmar sin titubear que nos sentimos orgullosos de haber servido a nuestro país, honrados de haber ayudado a nuestros conciudadanos, y dignos de haber pertenecido al Cuerpo Superior de Administradores Civiles del Estado.

Javier Rueda Vázquez, Administrador Civil del Estado de la promoción 28, ha sido nombrado Secretario General de Función Pública del Ministerio de Política Territorial y Función Pública.

Entre otros puestos, ha sido subdirector general de gestión de retribuciones y puestos de trabajo, en el Ministerio de Hacienda y Función Pública, secretario general del Instituto Nacional de las Artes Escénicas y de la Música, subdirector general de Ordenación Normativa y Coordinación de Organismos Públicos de Investigación del Ministerio de Ciencia y Tecnología, Secretario General del Instituto Geológico Minero de España y secretario general del Instituto Nacional de Investigación y Tecnología Agraria y Alimentaria (INIA).

Desde junio de 2018 ocupaba el puesto de director general de la Función Pública.

Gonzalo Díaz Millán, Administrador Civil del Estado de la promoción 34, ha sido nombrado Director General Régimen Jurídico Autonómico y Local del Ministerio de Política Territorial y Función Pública.

Ha desempeñado sus funciones como consejero técnico en las Secretarías Generales Técnicas de los Ministerios de Hacienda y Fomento, ocupando asimismo en esta última el puesto de director de la División de Cooperación y Relaciones Administrativas. Ha desempeñado también el puesto de subdirector general de Régimen Jurídico Autonómico. En la actualidad ocupaba el puesto de vicesecretario general técnico del Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital.

Carmen Burguillo Burgos, Administradora Civil del Estado de la promoción 37, ha sido nombrada nueva Secretaria General Técnica de Universidades.

Ha prestado servicios en el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación, entre ellos como vicesecretaria general técnica, en el Ministerio de Hacienda, como jefa de asesoría financiera en el Gabinete de la Secretaria General de Hacienda, en la Agencia Estatal de Evaluación de las Políticas Públicas y la Calidad de los Servicios del Ministerio de Administraciones Públicas, como analista principal, y en el Instituto Cervantes de Pekín, como administradora.

Actualmente era vocal asesor en la Secretaría General Técnica del Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación.

María Isabel Borrel Roncalés, Administrador Civil del Estado de la promoción 27, ha sido nombrada nueva Directora General de la Función Pública del Ministerio de Política Territorial y Función Pública.

Desde febrero de 2019 ocupaba el cargo de directora del Instituto Nacional de Administración Pública, organismo adscrito al Ministerio de Política Territorial y Función Pública, con funciones relacionadas con la formación, selección, promoción de la investigación sobre la administración y las políticas públicas e impulso de la cooperación nacional e internacional.

Ha desarrollado la mayor parte de su carrera en el ámbito de los recursos humanos en los Ministerios de Administraciones Públicas, Cultura, Interior y Política Territorial y Función Pública. Entre 2017 y 2019, fue subdirectora general de Planificación de Recursos Humanos y Retribuciones en la Dirección General de la Función Pública y entre 2008 y 2017 fue subdirectora general de Recursos Humanos e Inspección del Ministerio del Interior.

Con el fin de mejorar los servicios este sitio web utiliza cookies. Si continua navegando consideramos que acepta su uso.

Acceda a su cuenta